Allá vamos

Enviado el 3 septiembre, 2015 en Comunicación | 14 comentarios

Allá vamos

–Yo ya ni me planteo contratar a un periodista en paro que no tenga un blog–, me dijo hace ya algún tiempo el director general de uno de los grandes medios de este país.

Guau.

–¿Lo dices en serio?–, pregunté.

–Totalmente.

Guau.

Suena radical, ¿verdad? Si lo piensas, tiene cierta lógica. Lo normal es que un periodista necesite expresarse, contar historias, volcar opiniones, participar en los debates, transmitir aquello de lo que se ha enterado, compartir su visión de la realidad, sentirse parte del mundo del que ha elegido formar parte… Y hoy los blogs nos lo permiten sin necesidad de estar contratados por un medio.

Vaya por delante que soy periodista, sí, pero no estoy en paro. Y estoy contenta con mi trabajo en AEE, así que no lanzo el blog para que este señor del que os hablaba antes me contrate. No. Lo hago porque desde que era muy pequeñita he sentido la necesidad de escribir y nunca he dejado de hacerlo. Desde que me mandaron mis primeras redacciones en el colegio, supe que si juntaba un lápiz, un papel, mi curiosidad y mi imaginación tenía un arma muy poderosa en mis manos que me podía llevar a muchos y muy diferentes sitios.

Y así lo ha hecho. La escritura me ha dado de comer en distintas redacciones de periódicos (Expansión, El Economista, Forbes), me ha permitido ser mejor en mi oficio actual (la Comunicación Corporativa) y me ha llevado a cumplir sueños (la corresponsalía de Nueva York, la publicación de mi primera novela…). Y me da satisfacciones a diario.

Fui feliz el día que un profesor llamó a mi padre acusándome de haber plagiado mi primer poema. El día en que mi tutor me dijo que tenía madera de escritora. El que decidí matricularme en Periodismo y el que me licencié. El que se publicó mi primer artículo. El que una de mis historias fue portada por primera vez. El que un lector me dijo que gracias a mi visión de las cosas entendía mejor la idiosincrasia de un país como Estados Unidos. El que mi columna fue la mejor valorada en una encuesta entre lectores. El que un post de mi primer blog fue el más leído. El que vi mi nombre en las tapas de una novela. El que publiqué la segunda en homenaje a mi padre. Y soy feliz hoy, que me lanzo de nuevo al ruedo con estas Historias comunicantes.

¿Mi objetivo? Sólo pretendo que no se me queden dentro esas cosas que todos los días me apetece contar. Quiero reflexionar en voz alta sobre lo que ocurre en el mundo de la Comunicación, en un momento apasionante de constante transformación. Sacarles punta a los diferentes aspectos de actualidad. Y compartir mí día a día como escritora, en pleno reto de mi tercera novela.

Quizá os parezca ambicioso, quizá nada en absoluto. Como decía la pintora Georgia O’Keefe, “crear un mundo propio en cualquiera de las artes exige valor”. Pues allá vamos.

Comparte en tus redes:

14 Comentarios

  1. Enhorabuena!!! Sonia. Mujeres como tú son las que necesitamos para seguir demostrando que somos más que floreros. Te seguiré muy de cerca para no perderme nada.
    Un abrazo.
    Silvia

    • Gracias Silvia. Viniendo de ti es un pedazo piropo!

  2. Enhorabuena, Sonia. Escribir es de las pocas adicciones sanas. Aquí un fiel seguidor.

    • Gracias Fernando. Ya sabes que es mutuo.

  3. Tu testimonio resulta emotivo y pragmático en la misma proporciòn. Me veo reflejado en ti en cuanto al placer vocacional por la escritura. Enhorabuena por el post.

    • Muchas gracias, Javier. Cuando uno hace algo desde el corazón se nota.

  4. Sonia!!
    Perfecto!! Muy bien!! Excelente!! que bueno que escribirás en éste blog…te seguiré.
    Un beso muy fuerte prima…soy tu fan 😉

    • Mil gracias, Diego!

  5. Enhorabuena Sonia. Se necesita valor para empezar, es cierto. La vida y la experiencia nos coloca, de forma tenaz, donde quiere pero siempre podemos decidir que el lugar al que hemos llegado, no es el nuestro y con ese valor, que ahora demuestras, nos enseñas que, por mucho que hayamos conseguido, nuestra satisfacción debe ser nuestra obra que nunca termina.
    Te deseo lo mejor.

    • Muchas gracias, Juan Luis.

  6. ¡Enhorabuena por el comienzo! Te deseo la mejor de las andaduras por la Red. Te seguiré la pista. Un abrazo grande (y virtual).

    • Millones de gracias!!!!

  7. Enhorabuena por este blog, Sonia!! Te seguiré de cerca!!
    Un fuerte abrazo!

    • Mil gracias, Juan!

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *