Te presento a Cata

Enviado el 11 septiembre, 2015 en Libros | 1 comentario

Te presento a Cata

Cata nació en mi cabeza hace ya un tiempo, en el año 2010. Mi marido y yo estábamos de viaje por Cuba en nuestro primer (y último) viaje de todo incluido con pulserita. Tuvimos la mala pata de caer en Cayo Coco en plena amenaza de tsunami (sí, sí has leído bien). ¿Has estado alguna vez en un sitio en el que no hay nada que hacer más que tomar el sol o actividades acuáticas cuando no hay sol y las olas levantan varios metros del suelo? ¿No? Me alegro por ti. Aquellos días no se podía ni correr por la playa porque el viento no te lo permitía.

Con diez mil partidas de billar, ochocientos mojitos y tres novelas no demasiado buenas a la espalda,  arropada hasta las cejas para no pillar una pulmonía, ella surgió, de repente. Y ella es Cata, una mujer que ha vivido en un hogar de maltrato y abuso e intenta encontrarse a sí misma a través de los hombres.

Corrí a mi habitación en busca de papel y lápiz y me puse a escribir rabiosamente el esqueleto de la historia, sin poder parar. Cuando lo hice, con los dedos agarrotados por el esfuerzo y el frío y mi marido harto de esperarme, tomé distancia y entendí de qué iba a aquello. Porque detrás de todo relato, de toda novela, de toda trama y de todo argumento, está el tema. Aquello sobre lo que el escritor nos quiere hablar y que subyace toda la novela. El tema es el norte que te lleva o no a buen puerto.

Para mí, la historia de Cata encierra muchos temas. Las relaciones humanas. La dificultad de encontrarse a uno mismo. La búsqueda de la aceptación de los demás porque a uno le cuesta aceptarse tal cual es. La dependencia de los otros. La búsqueda del placer efímero. Lo complicado que es encontrarle sentido a la propia vida más allá de los convencionalismos sociales. Pero, ante todo, la historia de Cata habla de las marcas que deja la infancia durante toda nuestra vida.

A mi vuelta a Madrid, Cata tuvo que conformarse con un hueco en mi escritorio. Aquel mismo año, pacté con Alienta, un sello de la Editorial Planeta, escribir mi primera novela, Los señores de la prensa. Después fue mi padre el que me pidió que retomase su proyecto de escribir sobre la evolución de la relación médico paciente en el siglo XX y lo que va de XXI a través de la historia de su familia, de dónde surgió Los otros Franco.

Así que es ahora cuando le ha llegado el turno a Cata. Os iré contando.

Os presento a Cata

 

 

Comparte en tus redes:

Un comentario

  1. ¡Amo la literatura en todos sus géneros!

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *